viernes, 2 de enero de 2009

Yo o la "otra"

Es una ocurrencia, que no solo a mí se me ocurrió. Varios escritores de tallas más elevadas que yo lo plasmaron es sus obras, grandes obras, debo admitir. Es necesario que cite a uno, muy conocido, es a Borges, cuando escribió ‘’el hacedor’’, dudaba de estar escribiendo esas hojas él, era el otro, no creía que estaba manejando su propia vida ni su creación literaria. Pienso tal ves erróneamente que me siento de una manera similar. Yo, la extraña que convive conmigo. Soy o tal vez no soy, escribo para escaparme de las presiones que me da la otra, esa que es diferente pero es igual a mí. Siendo como Jekyll y Hyde, uno sólo que en realidad es diferente, pero al fin comparten lo mismo. Supongo que somos ríos diferentes que concluyen en el mismo mar de personalidades.

Es algo muy cotidiano, pero que me cuestiono bastante seguido, seré yo realmente, me ayuda saber que no soy solo yo, para tal vez, no estar sola en lo que hago y dejo de hacer. Que exista otra persona, para a ella otorgarle la responsabilidad, de lo que en realidad censuramos pero a veces se nos escapa del inconciente.

1 comentario:

francisco dijo...

A estas alturas creo que es fácil caer. Nuestra dualidad se hace inestable, más aún cuando atravesamos esa efervescente rebeldía de la eterna adolescencia.
Es que nos negamos a vivir de la manera que escogieron. Somos militantes. No soportamos la idea de vivir bajo consignas arbitrarias.
Pero está el nosotros en carne propia, el nosotros que vive a pesar de lo que siente.