domingo, 14 de diciembre de 2008

En el fin del tiempo



El camino que recorremos a lo largo de nuestra vida, es solo un sendero de ida. Motivados u obligados a seguir adelante, caminamos en él. Pero, al llegar al final, no hay quien pueda contar lo que ocurre.


Desde la infancia, vamos adquiriendo conciencia y desarrollamos nuestra personalidad. Cada uno basado en su experiencia durante la vida. Pero no todos la toman como un regalo, hay quienes en el camino de la vida solo encuentran piedras y espinas, y por estar descalzos sus pies van sangrando, otros, llevan zapatillas de marca, pero van solos, en su camino liso y asfaltado.

Yo voy, ahora, mirando alrededor las personas pasar, mientras intento descifrar, qué habrá en la próxima curva. Creo que si lo supiera no seguiría caminando, me invade la curiosidad.
Mientras voy caminado, ya cansada, consulto el reloj que llevo en mi muñeca, cada segundo se escurre en mí, como las gotas de lluvia en las hojas de los árboles. Si pudiera atraparlas, me digo. Al fin y al cabo, ¿de qué me serviría?, las horas, los minutos y segundos, el tiempo, no es ni será nunca mío.


A veces, puedo mirar hacia atrás, pero nunca puedo volver, la sombra del pasado es solo el recuerdo. El presente, e el que vale la pena vivir, pero, en este camino hay personas que miran hacia atrás sin darse cuenta que no pueden ver la piedra en el camino de su presente.
Sigo observando, curiosa, expectante, entonces me surge la pregunta ¿qué pasará al final? Los católicos dirían que se avecina el juicio, donde se decidirá, la liberación o el castigo. Solo creo que para algunos, en la cual me incluyo, la vida es la liberación, me siento libre en este camino. El tiempo se ríe de mí, pero yo he conseguido burlarlo. Aquellos que creen que hay un castigo, quizás sean ellos los que se castigan.


Como escuche de un camínate, la frase que aún recuerdo: “la vida es corta”. Pero ¿qué es el fin de, los tiempos?, eso que llamamos tiempo es un producto de los hombres, un invento, un simple nombre, el tiempo no existe en el mundo fuera de nosotros. Tanto horas, minutos, son una convención para llamar a algo desconocido, pero, ¿Cómo puede tener fin algo que no existe? La vida no tiene fin, solo principio, más allá de ella no se conoce. Mientras medito sobre la vida veo una montaña en medio de mi camino, quizás detrás de ella este camino continúe y descubra nuevas cosas que valgan la pena, mi reloj se detuvo, pero yo, sigo aquí, mas allá de los tiempos.

1 comentario:

Alquimista dijo...

Tiempo es la secuencia actual de eventos que están ocurriendo.
El pasado, presente y futuro.
Es un hoy,
en el cual sólo tenemos conciencia de este espacio-tiempo
pero en realidad FLORE,
voy y yo
estamos hace 13.730 millones de años en un siempre hoy.

Gustavo